Cookies help us in the provision of our services. The Facebook pixels help us improve our marketing activities. By using our services you agree that we may use cookies and Facebook pixels. › Find out moreOK

Guía del Biergarten

Lo que hay que saber sobre Biergärten

¡Armados con esta guía del Biergarten ya nada podrá fallar!

Dress-Code

A un Biergarten se puede acudir con cualquier tipo de ropa. A los auténticos bávaros les gustan llevan naturalmente sus “Lederne“, es decir, los tradicionales pantalones bávaros de cuero. Las mujeres suelen ataviarse con el traje típico, el Dirndl, para ir al Biergarten.

Mesas y bancos

En el Biergarten no hay mesas para dos y la gente es muy comunicativa. Uno se puede sentar en cualquier asiento libre y brindar con los demás con una jarra de cerveza.

Cerveza, el “alimento líquido“

Los monjes paulinos fabricaban libremente su cerveza en el siglo XIV según el lema: “Liquida non frangunt ienum“ (los líquidos no rompen el ayuno). Debido al duro trabajo que realizaban y a las frugales pitanzas, especialmente en la época de ayuno, la cerveza estaba considerada como un alimento líquido ¡y estaba permitido beber hasta cinco litros cada día!

Comidas

Tradicionalmente hay “Steckerlfisch“, por ejemplo una caballa asada sobre carbón vegetal en un pincho de madera. Además hay Obazda (crema de queso), rábano, ensalada de salchichas, etc. Siguiendo la antigua tradición, en un auténtico Biergarten bávaro está permitido traer alimentos de casa (pero sólo comidas, ¡bebidas no!). Es tradición hacerlo así desde el nacimiento de los Biergärten en el Múnich del siglo XIX. En aquella época sólo era posible mantener al fresco la cerveza recién fabricada en las bodegas de las laderas del río Isar. Fue entonces cuando el rey Luis I permitió la venta directa de la cerveza en estos sótanos y en sus inmediaciones, pero no así el servicio de comidas.

El brindis

Según se rumorea, el brindis con las grandes jarras como signo de confianza se convirtió en una costumbre habitual para los comensales. En la Edad Media no era extraño que la gente recurriera al veneno para acabar con sus enemigos. Por esa razón se brindaba enérgicamente, de modo que al hacerlo la cerveza salpicara también a las otras jarras. El que no brindaba por miedo a que su veneno pudiera acabar en el propio vaso, era sospechoso.

¿Cuál es el modo correcto de comer las Weißwürste (salchichas blancas)?

Popularmente se dice que las salchichas blancas no deben oír el repique de las campanas. Esto significa que deben comerse antes de las 12 de mediodía. Este dicho tiene una larga tradición y viene de una época en la que todavía no existían los refrigeradores. En aquellos tiempos las salchichas blancas se estropeaban más rápidamente con el calor y debían consumirse por lo tanto hasta las 12 del mediodía. Es tradicional degustar las salchichas blancas acompañadas de una cerveza de trigo.

El Biergarten. Un espacio sin clases sociales

En un Biergarten se mezclan distintas clases sociales. Ricos o pobres, en el Biergarten son todos iguales. Y ya sólo por esa razón a nadie se le ocurriría mirar mal al viejo huraño con patillas que se aferra ya desde hace horas a su jarra de cerveza en la mesa de al lado. Guardar sitios libres o no permitir que otras personas se sienten a nuestro lado en los asientos vacíos se interpreta como un “sacrilegio” y se castiga con el rechazo social.

El autoservicio y la jarra de litro

El que se sienta en el Biergarten y espera que venga el camarero para tomar nota de su pedido, espera en vano, pues en el Biergarten se practica el autoservicio, a excepción de las mesas ya puestas. En la mayoría de Biergärten sólo se venden bebidas en formato grande de 1 litro. Así pues, no conviene exagerar y pedir de golpe cerveza para todos los amigos, pues sólo un camarero profesional es capaz de llevar más de tres jarras a la vez.

Consejos para el Biergarten

Un Biergarten así es algo muy especial y los nativos tienen naturalmente una cierta ventaja en cuanto a los usos y costumbres. Por eso tenemos aquí algunos consejos para daros. ¡Buen provecho!

”Bis heut‘ Nachmittag!“ (Hasta esta tarde)

En el Biergarten lo mejor es quedar a una hora indeterminada. Así nadie tiene que apresurarse ni tampoco llega demasiado tarde. Y es que en el Biergarten las cosas se toman con mucha calma y eso comienza ya en el momento de quedar.

”Hock di hera!“ (¡Siéntate aquí!)

A la sombra de los castaños, los desconocidos muy pronto se hacen amigos. Así que siéntate sin dudarlo en una mesa cualquiera. Cada rostro nuevo que llega contribuye a crear ambiente en la mesa.

”Hier schmeckt’s allen!“ (¡Estar aquí le gusta a todo el mundo!)

Aquí se reúnen personas de lo más variopinto: el señor mayor que brinda con el joven estudiante, el revisor del tranvía que charla con el turista y el albañil que saborea su comida junto al catedrático universitario. El ambiente es por lo tanto realmente acogedor.

“Wer bist’n du?“ (¿Y tú quién eres?)

En el Biergarten concurren diferentes dialectos, lenguas, formas de pensar e incluso hinchas de equipos enfrentados, pero por suerte aquí cada uno puede decir lo que piensa. Sólo dos palabras están completamente fuera de lugar, y estas son “usted” o “ustedes” porque en un Biergarten lo normal es tutearse.

“Prost miteinand!“ (¡Salud a todos!)

Cuando vayas a beber tu cerveza de trigo de Paulaner recién servida no te olvides, en medio de tanta alegría, de hacer un brindis con tus vecinos de mesa. Y lo mejor es hacerlo varias veces seguidas. Una regla sencilla de memorizar es: 10 brindis por cada litro de cerveza. Y por cierto, con un vaso de cerveza de trigo hay que brindar naturalmente siempre con la parte de abajo.

”Tischlein deck dich!“ (¡Mesita, cúbrete!)

Un refrigerio bávaro es realmente de lo más auténtico. Si quieres ser un verdadero profesional en el tema del Biergarten debes traer un bonito mantel, una tablita de madera y un cuchillo afilado en tu propia cesta de mimbre. La deliciosa cerveza de trigo ya te estará esperando en el Biergarten.

”Zeit für a Brotzeit!“ (¡Hora de comer!)

No hay nada mejor para acompañar una cerveza de trigo fresca que una comida como es debido. Entonces es el momento de degustar todas esas pequeñas exquisiteces que suelen llevarse al Biergarten: Brezn, rábano o nuestra adorada crema de queso llamada Obatzda.

”Fesches Dirndl!“ (¡Chica guapa!)

En Baviera no sólo denominamos “Dirndl” a nuestro traje tradicional, sino también a una chica guapa. Y tras el lazo de su vestido se esconde además un pequeño secreto: si va atado a la izquierda significa que la chica no está comprometida y si lo lleva a la derecha quiere decir que ya tiene novio.

”Aus is!“ (¡Se acabó!)

No os sobresaltéis si a las 22:30 horas suena una campana. ¡Sería además una pena derramar con el susto una cerveza de trigo tan buena! Lo que significa es que se acabó la venta de cerveza. Este horario de venta de cerveza depende de las horas de apertura del Biergarten fijadas en el correspondiente reglamento. ¡Así que no olvidéis pedir a tiempo la última ronda!

”Prost Mahlzeit!“ (¡Buen provecho!)

¿Sabías que nuestros Biergärten no entienden de temporadas? Si en invierno hace buen tiempo sacamos simplemente las mesas y los bancos al exterior y disfrutamos del momento junto: con una cerveza de trigo recién servida y una merienda casera.